Intérpretes agobiadosEn este taller tendremos la oportunidad de conocer las posibilidades que ofrece la autoevaluación como estrategia para contribuir al desarrollo de la competencia oral. Con este propósito presentará, José Antonio Moreno una rúbrica o parrilla de evaluación integrada por un total de 15 ítems, organizados en tres categorías, a las que aparecen asociados una serie de consejos prácticos. Seguidamente, la someteremos a discusión y tendremos la ocasión de aplicarla a un par de ejemplos reales. La rúbrica se concibe, ante todo, como un instrumento para la mejora. Por una parte, permite tomar conciencia de los diferentes elementos que contribuyen a la eficacia de nuestras intervenciones orales; por otra, pretende estimular el autoconocimiento, pues ayuda a identificar los puntos fuertes y los puntos de mejora de nuestra comunicación oral, y a desarrollar estrategias para poner en valor los primeros e incidir en los segundos. Ahora bien, todo ello solo cobra sentido si se lleva a cabo en un ámbito colectivo, porque el análisis y la reflexión propios se nutren de las aportaciones de los demás, que viven o han vivido situaciones similares por lo que respecta a la comunicación oral y, por tanto, comparten inquietudes y problemas. Así, las estrategias desarrolladas individualmente se ponen al servicio del grupo. Ese es también , y que cada uno de nosotros sea capaz de encontrar su propia voz.

Compra tu entrada a #Valenguando

Tagged with →  

Leave a Reply