Javi MalloJavier Mallo nació en Vigo. Empezó a estudiar filología en Salamanca por convicción y, al mes, se cambió a traducción por casualidad y mitomanía. Por si una licenciatura no fuera bastante, se enredó en un doctorado. Como (por suerte) no le dieron una beca de investigación, le tocó ponerse a trabajar como autónomo, a hacer la objeción de conciencia y a redactar una tesis doctoral a marchas forzadas.

Leyó cosas sesudísimas durante dos años y, un día en la calle del Espejo, decidió que, si aquellos señores tan barbados podían, él también. Defendió su tesis en un caluroso junio de 2000 con gran éxito entre crítica y público (mayormente su propia familia que se desplazó desde tierra galaicas en masa).

Dejó la vida universitaria y se fue a probar el mundo de las multinacionales de la «localización» en Irlanda. Se especializó en las «revisiones en nombre del cliente» y, al cabo de unos años, se trajo el trabajo para España. Ahora es autónomo, inquieto y babylancer. El resto prefiere contarlo en persona…

Twitter: @javmallo

Linkedin

El taller que impartió en Lenguanding se titulaba «QA, QA, QA… ¡Cuaquiera!» y el que dará en Lenguando a la riojana es «Correcaminos-Xbench: una hora, 100 funciones, la lengua fuera».

One Response to Javier Mallo

  1. […] individualmente, o añadirlos todos a la vez en el registro según el excelente comentario de Javi Mallo en este mismo […]

Leave a Reply