Davide MartiniDavide Martini nos propuso una nueva forma de corregir las redacciones de los estudiantes de lengua extranjera.

Os dejamos aquí su propuesta:

Partiendo de la corrección de errores, se puede llegar al concepto de “investigación lingüística”. Con esto yo entiendo la habilidad del estudiante de “investigar” la lengua que usa, autónomamente. Aunque esto para algunos puede ser muy trivial, no estoy convencido de que todo estudiante tenga las suficientes herramientas, no sólo técnicas (manejar el buscador de Google), sino cognitivas (¿cómo reconozco si lo que estoy encontrando corresponde a lo que yo realmente quería decir en una redacción determinada?) para autocomprobar lo correcto de sus oraciones.
Entiendo que es una “estrategia” importante, no sólo porque ayuda la autonomía del estudiante, sino porque ayuda a entrar en contacto con la lengua “auténtica”, en una gran variedad de contextos que hay que aprender a discernir, y le estimula a reconocer el significado “profundo” de las expresiones que busca, lo que “realmente” significan.
Imaginemos a un estudiante inglés que quiera investigar cómo de dice “on purpose” en español. Consigue en el Word Reference una explicación no del todo exhaustiva que le menciona como equivalentes: “a propósito” y “aposta”. El estudiante puede buscar ambas expresiones en el BUSCADOR de Google, y ver qué le sale. Con un poco de trabajo, podrá ver que “aposta” sí corresponde siempre al significado de “on purpose”, pero “a propósito”, a veces, tiene otro significado (como similar a “por cierto,”). Preferirá “aposta”, y le preguntará al profesor si se podría haber usado “a propósito” también, y si no, porqué no. Esto es lo que yo entiendo como una excelente manera de fomentar la autonomía del estudiante.”

Aquí podéis ver la propuesta completa y una presentación de la misma.

Leave a Reply